Con el corte de listón de la ofrenda de las mil luces y salida del tapete alusivo al día de muertos, iniciamos el Festival de la Luz y de la Vida en Chignahuapan, Pueblo Mágico, donde se vivió una experiencia única e irrepetible, gracias a todos los que hacen posible este gran evento.